Schultüte o Zuckertüte

La palabra significa “Cucurucho de azúcar”, fue durante el año 1810 en la ciudad de Jena que se inicia esta hermosa tradición que se relaciona con los años dulces de los niños. La historia narra que en los subterráneos de los antiguos colegios existía un árbol secreto que daba frutos con forma de dulces de distintas formas y colores, predominaba la forma de cono. Oculto en los macizos muros de estos grandes edificios, el árbol maduraba silenciosamente durante el año y cuando llegaba el primer día de clases del primer año básico, el árbol amanecía florido con vivos colores, los padres recogían estos frutos con forma de cucurucho y se los entregaban a los niños para celebrar esta feliz ocasión tan importante en sus vidas, que marcaba el inicio de su vida escolar.

Aún en el siglo XXI el recibir este cono relleno de golosinas y también de pequeños y vistosos útiles escolares hacen de esta ocasión una experiencia inolvidable que aún los exalumnos abuelos del colegio todavía recuerdan con una cálida sonrisa.

En nuestro colegio, donde el idioma alemán tiene una función relevante se mantiene este tipo de tradiciones porque al vivenciarlas crean una identidad cultural muy importante a la vez que establecen los primeros lazos familia – colegio.