Este periódico es el resultado del esfuerzo y perseverancia de un grupo de niños con muchas ganas de aprender. Cada viernes desde las 14:15 de la tarde el grupo que compone a los “Periodistas del siglo XXI” se juntaban puntualmente a cumplir con el desafío que nos planteamos a principios de año, sacar adelante un periódico escolar desde la virtualidad. Aprendieron a redactar noticias, artículos informativos y también a utilizar diversas herramientas tecnológicas que sin esta pandemia no nos hubiéramos aventurado a utilizar.

Luego, se dividieron en grupos de trabajo según sus áreas de interés y tratamos de conseguir fuentes confiables y entrevistas, aunque algunas veces no resultaron según esperábamos.

Se dieron cuenta de que, con una videollamada, podemos conectarnos a personas de otras ciudades o países sin la necesidad de ir a entrevistarlas. A veces el mundo está más a mano de lo que pensamos.  Gracias a la colaboración del periodista del colegio, pudimos ver cómo funciona una radio desde dentro, pues consiguió una videollamada con la radio Biobío y presenciamos la reunión de pauta y los primeros minutos del noticiario de la tarde.

También Paola Willer nos ayudó conseguir entrevistas muy interesantes, como la del cónsul alemán en Puerto Montt o conversar con la Gimnasta Fernanda Quiroz. Otras entrevistas se concretaron gracias al cariño y la familiaridad existente en nuestro colegio, como la conversación con el rector, con el profesor Eduardo Vidal o con la Frau Adriana.

Me gustaría destacar el entusiasmo y compromiso de estos futuros periodistas de nuestro colegio, quienes con muchas ganas y esfuerzo nos demostraron que podemos aprender mucho desde la virtualidad y que le tecnología llegó para quedarse. Aprendieron a usar las herramientas de Google drive para trabajar en equipo, a investigar de diferentes fuentes, a entrevistar y hablar con personas de diferentes áreas y edades a través de una entrevista y sobre todo a ser un lindo y comprometido equipo de trabajo.

Sin duda fue un año de aprendizajes y que nos enseñó a valorar muchas cosas que antes eran invisibles a nuestros ojos.